Dr. Francisco G. Cervantes R., FACS

Alta Especialidad en Cirugía.

Enfermedad Arterial

Enfermedad Arterial Periferica (EAP)

¿Qué es la enfermedad arterial periférica?

  • Es la obstrucción de los vasos que llevan la sangre oxigenada (arterias) a alguna parte del cuerpo, que ocasiona disminución del aporte de oxígeno y nutrientes.
  • Puede ser de cualquier parte del cuerpo, como cerebro, intestino, brazos y extremidades inferiores o piernas. Ahora nos referiremos a esta última.
  • La llamamos insuficiencia arterial aguda o crónica, en relación al tiempo. Aguda cuando el inicio es súbito y crónico cuando se fue presentando al paciente de una forma lenta y progresiva, que incluso puede ser de años.
  • Como causas de la aguda las más frecuentes son; formación de coágulo en el corazón, como en el caso de insuficiencia cardiaca, válvulas cardiacas enfermas o arritmias. También después de una fractura, golpe o lesiones por arma blanca (cuchillo) o de fuego (bala de pistola) que afecten directamente a una arteria.
  • Más raro, pero también puede ser por medicamentos como algunos de los que se usan para la migraña.
  • Las causas de la insuficiencia arterial crónica son enfermedades como Diabetes mellitus, presión alta, niveles altos de colesterol, o enfermedades crónicas del riñón. Todas estas tienen relación con una alteración conocida como aterosclerosis o endurecimiento de las arterias. También el fumar es un factor relacionado y no hay una cantidad mínima de cigarros establecida para provocar daño, cada persona es distinta.
  • La aterosclerosis provoca que el colesterol y otros elementos de la sangre como glóbulos blancos y plaquetas se peguen a la pared interna de las arterias, como el sarro de las cañerías, provocando disminución del espacio por donde circula la sangre y en un momento dado la obstrucción completa de la circulación.
  • Este proceso dura años y en su primera etapa no provoca síntomas ni molestias. Cuando se manifiesta empieza con cambios de color notándolos mas pálidos y disminución de la temperatura de los pies, que empeora con el clima frío. También dificultad para caminar, cansancio o dolor localizado en un inicio en las piernas pero puede irse subiendo hasta tener dolor tipo calambre en los glúteos o nalgas. Primero empieza acortando la distancia de caminar sin dolor a varias cuadras, luego a menos de 100 metros, llega un momento en que el dolor esta presente aunque no se camine y empeora cuando el paciente se acuesta, que incluso no lo deja dormir por la intensidad del dolor. Se llama dolor de reposo e indica que la enfermedad esta avanzada.
  • Si esto continua el paciente o la familia notara que además de que ya no camina, en los pies basta cualquier roce o lesión mínima para provocar llagas o úlceras y cambios de color que indican que el tejido esta muerto (necrosis). El paciente puede perder uno o varios dedos del pie malo incluso perder toda la extremidad.
  • Por la gravedad del problema es muy importante que toda persona tenga alguna de las enfermedades o factores mencionados, acudan con un cirujano vascular a revisión de su estado circulatorio, AUNQUE NO TENGA SÍNTOMAS.
  • El tratamiento en las primeras etapas es con cambios de hábitos (dejar de fumar, hacer ejercicio) y cuidado estricto de enfermedades mencionadas. El especialista dará además medicamentos que mejoren la circulación dependiendo de las características de cada paciente.
  • En ocasiones se tiene que operar para mejorar la circulación, ya sea abriendo la arteria para destaparla, o colocando puentes o bypass para “saltar” una obstrucción y enviar sangre a la zona enferma. En cualquier caso el cirujano vascular realizara los estudios necesarios para confirmar la magnitud del problema circulatorio y decidirá el tratamiento medico y/o quirúrgico a seguir.
  • Revascularización quirúrgica de la pierna Injerto femoro-poplíteo

    Independientemente del tratamiento a seguir, y aun cuando al paciente se le opere y todo salga bien, deberá continuar con las siguientes recomendaciones conocidas como medidas de higiene arterial:

    • 1. Dejar de fumar.
    • 2. Realizar ejercicio como bicicleta o caminata lo que este a su alcance, diario al menos 30 minutos. ( si padece del corazón o pulmón se deberá consultar antes al especialista)
    • 3. Aplicar crema lubricante en piernas y pies todos los días.
    • 4. Evite cortar las uñas hasta el borde. Mejor límelas y déles una forma cuadrada. Esto evitara que la uña se entierre.
    • 5. Preferentemente no utilice calcetas apretadas ni nada apretado en las piernas.
    • 6. Revise el interior del zapato antes de ponérselo, puede tener una piedrita o una costura que le lastime.
    • 7. Diario antes de dormir, revise sus pies: dedos, espacios entre los dedos, plantas con el fin de buscar lesiones por muy superficiales que parezcan. Si las tiene consulte lo antes posible con el cirujano vascular.
    • 8. En épocas de frío utilice medias o calcetas de lana o de algún material que abrigue lo suficiente a sus pies y piernas.
    • 9. Nunca olvide mantener controladas enfermedades como presión alta, colesterol, diabetes. Etc. Esto significa acudir periódicamente con su medico a revisión, tomar las medicinas especificas para ello tal como se la indican, no suba o baje la dosis a su parecer y no se automedique. Lleve la dieta adecuada para cada problema.